Marketing publicidad

Consideraciones neurológicas del marketing online, del SEO y SEM

Ante la cuestión: ¿por qué la misma información es percibida e interpretada de modo diferente por los usuarios? La respuesta se encuentra en los códigos naturales.

Dichos códigos tienen su origen en las investigaciones del psiquiatra Carl Jung y se definen como aquellos que determinan decisiones diferentes en base a improntas del subconsciente. La huella en el subconsciente es la marca que se crea con la primera toma de contacto del sujeto con un concepto, la imagen mental proveniente del subconsciente será evocada cada vez que el sujeto se enfrente a dicho concepto a lo largo de toda su vida.

Ante las campañas de marketing online, en el desarrollo de las campañas SEM o en las estrategias SEO es importante tener en cuenta el concepto de los códigos naturales si se quiere lograr el objetivo de marketing: captar y atraer la atención del usuario.

La razón y la lógica están presentes en nuestro cerebro desde los seis años, sin embargo, las emociones aparecen mucho antes. Para alcanzar la efectividad en el marketing online y consolidar la reputación de una marca, debemos tener presente los mecanismos de control que regulan a las emociones, que serán las que estimulen al consumidor en sus decisiones.

En la actualidad, los parámetros sobre los que se asientan las campañas SEM más efectivas o que logran los mejores resultados a nivel SEO se centran en conceptos como: compromiso, escucha activa, reputación, cumplimiento, satisfacción, todos ellos provenientes del mundo de las emociones y buscan como objetivo fidelizar a la marca. La innovación, también es clave para despertar una respuesta positiva en el consumidor.

Por ello, debemos averiguar la percepción primera que tienen los usuarios de nuestro producto. Debemos fomentar la escucha activa para percibir y rentabilizar las experiencias volcadas por los consumidores. Y por último, analizar los resultados obtenidos a fin de establecer una campaña destinada a la satisfacción de las necesidades expuestas por los consumidores.

Tanto el marketing tradicional como el marketing online, tienen su base en la evocación de las emociones como motor impulsor de la respuesta del ser humano frente a un estímulo. No en vano, si se observan las nuevas directrices de Google para el posicionamiento de sus contenidos, podremos descubrir la importancia que da el buscador a la respuesta que los usuarios dan en primer lugar, como respuesta al despertar de una emoción.



¿Quiéres Valorar el artículo?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Puntuado)
Cargando…

Sé generoso. Comparte :)

¿Quién ha escrito esto?

Eliseo Alcuña

Responsable de producción en Marketingpublicidad

Comenta, queremos saber tu opinión