Marketing publicidad

¿Qué debe tener el portfolio de un diseñador?

el-portfolio-del-diseñador

El portfolio es un documento que muestra de forma visual el trabajo que hemos realizado. Podemos decir que el CV y el portfolio van de la mano, pero para muchas empresas cobra mayor importancia el portfolio, por ello debemos tener claro cómo crearlo de forma correcta.

No debemos olvidar que es una herramienta que nos permite diferenciarnos del resto de aspirantes, de ahí la importancia de adaptar el portfolio al puesto de trabajo que queramos conseguir. Además de mostrar nuestros trabajos, también es una forma de crear nuestra marca personal como diseñador.

Para aquellos creativos que tengan dificultades para crear un portfolio que los presente como profesionales y a su trabajo, esperamos que nuestros tips les sirvan de ayuda.

  1. Portfolio online o físico

El portfolio puede presentarse bien de forma física o bien en línea, aunque es recomendable optar por ambas modalidades.

Mientras los portfolios impresos continúan siendo un elemento básico para los diseñadores, los portfolios online son una herramienta que nos permite ampliar nuestros horizontes y llegar las 24 horas del día a más público.

El portfolio físico tiene la ventaja de poder ofrecer un punto diferenciador a través de la personalidad del diseñador, mientras que el portfolio en línea nos permite actualizarlo constantemente.

  1. Define tu público

¿Usamos el mismo portfolio para un cliente, una empresa o un proveedor? La respuesta a esta pregunta es no, el portfolio debe estar adaptado al público al que va dirigido.

De nada sirve que metamos todo nuestro trabajo, formando un caos que dificulte la visualización de éste. El portfolio debe ser conciso, mostrando los diseños, creaciones, trabajos en base al público objetivo. Si es necesario podemos crear más de un portfolio y entregar cada uno cuando proceda.

Si el proyecto o puesto de trabajo al que aspiramos se trata, por ejemplo, de desarrollador web debemos centrarnos en mostrar en nuestro portfolio aquellos proyectos que hayamos realizado diseño web.

  1. Mucha imagen poco texto

Debemos captar la atención del cliente, no hacer que se aburra y deje de lado nuestro proyecto por presentar un portfolio lleno de párrafos.

Lo visual llama más la atención, además es más fácil de recordar, por ello debemos incluir imágenes de nuestros mejores trabajos sin olvidar mencionar que tarea realizamos de forma concisa.

No se trata de poner fotos de forma desmesurada, debemos tener en cuenta su exposición. Si las imágenes son muy grandes en el portfolio online pueden tardar en cargar agotando la paciencia de quien lo lee. El caso contrario, que la imagen sea muy pequeña, también hay que observarlo, pues puede verse pixelada y dará aspecto de dejadez.

Por lo que debemos ir probando en diferentes dispositivos hasta encontrar el tamaño perfecto.

  1. Crea proyectos personales

Si estás dando tus primeros pasos en el mundo profesional, acabas de finalizar tus estudios o cuentas con un portfolio con escasos trabajos en los que detrás hay un cliente, crea proyectos personales que puedan encajar con el tipo de proyecto o puesto de trabajo en el que estés interesado.

Por ejemplo, si buscas un empleo como diseñador web, crea proyectos con clientes ficticios en los que demuestres tu destreza y tus habilidades en este campo.

Aunque no sea real, sirve para demostrar que puedes hacerlo.

No podemos olvidar la importancia de tener el portfolio actualizado puesto que es nuestra forma de demostrar las habilidades y destrezas que tenemos en nuestra profesión. ¿a qué esperas para crear tu portfolio?

Escrito por Silvia Tévar – Trainee SEO Manager en Marketingpublicidad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Sé generoso. Comparte :)

¿Quién ha escrito esto?

Comenta, queremos saber tu opinión